Origen de las Cachiporristas

ORIGEN DE LAS CACHIPORRISTAS

Hace unos 17 años, un sacerdote de edad avanzada que residía en la Parroquia Nuestra Señora del Pilar de Sonsonate, me preguntó si yo sabía cuál era el origen de las CACHIPORRISTAS que participan en los tradicionales desfiles del mes de Septiembre en nuestro pais, en los cuales se conmemora la Independencia Patria. Inmediatamente le respondí al sacerdote que no tenía idea sobre eso, el me señaló un libro de rasgos de antigüedad y me dijo que ahí a través de cuentos, leyendas,  narraciones y testimonios populares se describía el origen de tan emblemática figura que engalana desde hace muchos años la representación de los centros educativos a lo largo y ancho del territorio nacional.

Y de una forma detallada me contó lo siguiente:
"La gesta independentista arrancó a finales de 1,811 y culminó en el mes de Septiembre de 1,821 con la firma del Acta de independencia de la Federación Centroamericana ante la Corona Española, dando origen a 5 naciones independientes. A partir de este hecho histórico los criollos que fueron quienes encabezaron estos movimientos (clérigos católicos, militares, terratenientes, intelectuales, etc) asumieron el control, la distribución y el gobierno de todo el territorio Salvadoreño. En ese momento surge una Clase Dominante, fundamentalmente agraria y religiosa que a través de su instrumento llamado Estado determinan el funcionamiento de las relaciones sociales, económicas y políticas que generaron la concentración de las riquezas y la exclusión y explotación de las mayorías populares, destacando entre ellos indígenas, esclavos, obreros y campesinos.
De 1,821 hasta 1,875 el Gobierno de turno se encargó de organizar los actos oficiales de la conmemoración de la "Independencia", a través de desfiles militares y ceremonias religiosas. La agente de la época, poco a poco fué reconociendo de que esa tal "Independencia" no les favoreció en ningún sentido, no mejoró su calidad de vida, no significó mejores salarios ni derechos, ni tampoco les permitió el acceso legal a las tierras. Es decir la sociedad salvadoreña, específicamente los sectores populares entendieron que la supuesta "Independencia", que ciertamente significó desligarse del dominio de la Monarquía Española, únicamente benefició a un grupo muy reducido de personas, aquellas familias que participaron en la gesta independentista acapararon las mayores riquezas del país y por supuesto que ellos vivían muy bien y la mayoría muy mal. Fue en ese momento que la población en general dejó de asistir y participar en los desfiles oficiales que convocaba el gobierno de turno. Fué en 1,884 que el gobierno envío una delegación oficial a Europa que tenía como misión contratar mujeres hermosas y elegantes, es decir de buena estatura y buena silueta y las trajeran al país. Está comitiva recorrió Inglaterra, Francia, Holanda, y al fín encontraron mujeres con ese perfil y a cambio de una buena remuneración las hicieron venir al pais. El gobierno de turno se encargó de convertir en secreto de estado el origen oficioso o profesional de estas mujeres. Sin embargo toda la gente al verlas identificó a simple vista que eran prostitutas o llamadas también "Damas de Compañía"  o "modelos de campañas publicitarias" fué entonces que en el año de 1,886 los organizadores de los actos oficiales de ese año decidieron ubicar a estas mujeres encabezando los desfiles militares y de los centros educativos de la época incluso por delante de la Bandera Nacional. Fue la novedad de este hecho, lo que hizo que la población en general saliera nuevamente a participar de los desfiles oficiales de la conmemoración de la Independencia Nacional. Y eso se mantiene hasta el día de hoy, la gente sale de su casa, va a la plaza de los distintos municipios a observar o deleitarse de la simpatía y el arte coreográfico de las CACHIPORRISTAS, y en algunos casos a observar y a disfrutar de las interpretaciones musicales de las bandas de paz, que antes eran llamadas banda de guerra y que en la actualidad casi casi son orquestas sinfónicas. En conclusión, nadie en su sano juicio y con una conciencia honesta recuerda ni celebra la supuesta Independencia, porque en el fondo del corazón de nuestro pueblo está la convicción que lo que se celebra o conmemora el 15 de septiembre de cada año es una farsa, es decir no existe"

Esto fue lo que me contó de una manera muy amena y detallada mí amigo el sacerdote ancianito, sea cierto o no, para mí tiene sentido y tiene lógica, porque en lo personal yo no le encuentro ninguna relación simbólica o histórica entre las piernas y la batuta de una CACHIPORRISTA con los hechos acontecidos en septiembre de 1,821.

(Tomado del perfil de Manuel Gil)



Publicar un comentario

[blogger]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.